Inicio > Uncategorized > La iglesia concatedral de la Natividad del Señor es hecha rectoría, y asume el Pbro. Mauricio Aracena como rector. La parroquia de la Natividad recibe a su nuevo cura párroco, Pbro. Albino Cabral. Es restablecida la parroquia de “Nuestra Señora de Fátima” en el barrio del “Bajo de Zárate”, junto al río Parná, y puesto en posesión su nuevo párroco, Pbro. Lucas Martínez.

La iglesia concatedral de la Natividad del Señor es hecha rectoría, y asume el Pbro. Mauricio Aracena como rector. La parroquia de la Natividad recibe a su nuevo cura párroco, Pbro. Albino Cabral. Es restablecida la parroquia de “Nuestra Señora de Fátima” en el barrio del “Bajo de Zárate”, junto al río Parná, y puesto en posesión su nuevo párroco, Pbro. Lucas Martínez.

La iglesia concatedral de la Natividad del Señor es hecha rectoría, y asume el Pbro.
Mauricio Aracena como rector. La parroquia de la Natividad recibe a su nuevo cura
párroco, Pbro. Albino Cabral. Es restablecida la parroquia de “Nuestra Señora de
Fátima” en el barrio del “Bajo de Zárate”, junto al río Parná, y puesto en posesión su
nuevo párroco, Pbro. Lucas Martínez.

Gran cantidad de fieles acudieron a la celebración y colmaron el vasto templo
concatedralicio. Sacerdotes, diáconos permanentes, seminaristas del Seminario
San Pedro y San Pablo, religiosos, religiosas, jóvenes de distintos grupos juveniles
misioneros y numerosas familias acompañaron este singular acto que reafirma la
presencia de la Iglesia al servicio del Pueblo de Dios en el partido de Escobar.

El Obispo de Zárate-Campana, Mons. Oscar Sarlinga, puso en posesión de la
parroquia de la Natividad del Señor al nuevo cura párroco, Pbro. Albino Cabral,
quien hasta ahora había sido párroco de San Manuel Mártir, de La Lonja (Pilar).
Un gran grupo de feligreses y amigos, entre los que descollaban los jóvenes, lo
acompañaron desde La Lonja en su nuevo destino. Concelebraron 27 sacerdotes,
entre los cuales el párroco saliente, nuevo párroco de San Juan de la Cruz (Escobar),
Pbro. Daniel Bevilacqua, y el ex vicario parroquial, nuevo cura párroco de La Lonja,
Pbro. Alfredo Antonelli, junto con Mons. Edgardo Galuppo, vicario general, Mons.
Santiago Herrera, provicario general y rector, Mons. Ariel Pérez, párroco de la
catedral de Santa Florentina (Campana), Mons. Marcelo Monteagudo (delegado
de las misiones y representante legal del colegio “Santa María” de Escobar), el
Pbro Hugo Lovatto (vicerrector del Seminario y delegado de la Pastoral juvenil y
vocacional), y numerosos otros.

El Obispo encargó al nuevo párroco la atención preferencial de los barrios, con
sus capillas y centros pastorales, de los más pobres, con la Caritas y distintas
manifestaciones de la caridad social, de la atención pastoral a la educación católica,
de la catequesis en todos sus niveles, con dimensión familiar, y que todo ello tenga
como centro, origen y cumbre, la Eucaristía y el culto, con un sentido de la fe que
transforma y eleva, y asumiendo con convicción, junto con el laicado, la nueva
evangelización. Confió también al P. Albino la terminación de la iglesia parroquial,
anexa a la cocatedral, de la Natividad del Señor y del Santo Niño de Atocha, aunque
especificó en el decreto que de modo ordinario la parroquia podía utilizar la iglesia
concatedral-rectoría (véase contenido del decreto al final).

En efecto, desde el 12 de abril de 2008, en nombre del Papa Benedicto XVI y por
Decreto de la Congregación de los Obispos, del Vaticano, la iglesia de la Natividad
del Señor, fue declarada “concatedral” (o cocatedral, ambos términos son correctos
en la lengua castellana) de la diócesis de Zárate-Campana. De tal modo, dicha iglesia
posee, a todos los títulos, los mismos derechos y deberes de iglesia catedral. Ya desde
tiempo atrás, y merced a la intensificación y trabajo apostólico de la evangelización
en la jurisdicción parroquial, así como en el colegio “Santa María”, y en las capillas
y centros pastorales en los barrios, la iglesia cocatedral se transformó en un centro
donde más y más acuden fieles para recibir el sacramento de la reconciliación, en
distintos horarios del día y provenientes de distintos lugares, y asimismo en un lugar
donde las celebraciones del culto, en especial las diocesanas, han tenido cuidadosa
preparación y muy numerosa participación, lo cual vale también para las misas de
sábado y domingo, a las cuales también acuden fieles católicos de distintos lugares del
partido de Escobar y de otros partidos.

Es por ello que el Sr. Obispo ha decidido, en cuanto al templo se refiere,
declarar “rectoría” o “iglesia rectoral” al templo concatedralicio, y dispuso la
entera remodelación de la hasta ahora capilla lateral anexa, que ha comenzado a ser
reformada y ampliada para sede de la “iglesia parroquial”. Lo que antecede tiene
valor en cuanto a los templos (Cf cc. 556-563) y en nada incide sobre la personalidad
jurídica canónica o civil de la “parroquia de la Natividad” ni a su misión pastoral.
Más aún, el cura párroco de la parroquia de la Natividad podrá utilizar de modo
ordinario y habitual la iglesia “rectoral” concatedral, y por una razón de visibilidad y
de asistencia de clero y fieles, allí será puesto en posesión por el Sr. Obispo el próximo
sábado.

El Pbro. Mauricio Aracena asumió sus funciones como rector de la rectoría de
la Natividad, para lo cual le fueron encargadas la liturgia de las solemnidades
diocesanas, el cuidado por la predicación de la Palabra de Dios, la organización de los
confesores en el templo, el fortalecimiento de la caridad social, con Caritas y distintas
manifestaciones de aquélla, la relación con las autoridades civiles en lo que a las
celebraciones concierne y otras funciones propias de su cargo.

El domingo 22, a las 11, asumió como primer cura párroco de la restablecida
parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Zárate, el Pbro. Lucas Martínez. En
la ceremonia, presidida por Mons. Oscar Sarlinga, quien lo puso en posesión, se
encontraban presentes los jóvenes de Santa María de la Estrella, quienes comenzaron
su misión invernal en ese barrio de Zárate. Sacerdotes, diáconos, seminaristas,
religiosas, entre las cuales las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa y las
hermanas de Mater Dei, familiares (mamá, hermana, sobrinos), amigos, y numerosos
fieles del lugar acompañaron con gozo el restablecimiento de la antigua parroquia
que había sido erigida por el obispo de San Nicolás, Mons. Vennera, y que había
cumplido recientemente 50 años, pero que por distintas vicisitudes ocurrió que dejara
de funcionar como tal. En los últimos años la atendió la parroquia de Nuestra Señora
del Carmen, con mons. Ariel Pérez y el P. Eduardo Mussato, quien se encontraba
presente y a quien todos reconocieron su abnegada labor a cargo de la pastoral allí en
este último tiempo.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: